Creencias falsas sobre el yoga


Cosas que te dice la gente cuando les comentas que practicas yoga y que demuestran que no tienen ni idea:

“Eso es demasiado relajado para mí, me quedaría dormido en plena clase…”

“Ah, que vas a meditar y eso, no?”

“Uy, pero para eso tienes que ser muy elástico, no?”

“Yo necesito más acción. Algo que me desahogue…”

“Pero eso es muy de perroflautas, no?”

“Y que religión hay que seguir para ser yogui?”

“A mí no me gusta… prefiero algo más activo y que queme calorías…”

“Pero los que hacen yoga son vegetarianos o veganos o algo de eso…”

Y así podría seguir hasta el infinito y más allá…

El yoga está de moda pero hay mucho desconocimiento, muchos mitos, muchos clichés y muchos tópicos relacionados con ello.

A los que piensan que el yoga es relajado y que no conlleva trabajo físico les diré que están muy equivocados. Hay muchos tipos de yoga. El yoga dinámico, power yoga, bikram yoga, flow y vinyasa son ejemplos de yoga que te harán sudar de lo lindo, te cargan de energía y son cardiovasculares. Les reto a seguir una clase de power yoga… 😏. Es cierto que hay tipos de yoga más relajados o que introducen más el canto de mantras o pranayamas en la práctica pero hay muchísimos estilos de yoga. A veces, comienzas con un estilo de yoga y en tu proceso acabas decantándote por otro. O combinas varios de ellos según tu necesidad del momento. En yoga se utilizan muchas técnicas de respiración que demuestran lo poco que aprovechamos los beneficios que nos aporta respirar bien. Nos pone de manifiesto lo mal que respiramos y que una buena técnica puede hasta cambiarte el estado de ánimo. Pero no todo es respirar y cantar, las posturas de yoga requieren a menudo fuerza, equilibrio y elasticidad cualidades que aumentan con una práctica regular y constancia.

Lo que me lleva a desmentir a los que piensan que hay que ser muy elástico para practicar yoga. Es verdad que cierta elasticidad es necesaria para llegar a los beneficios completos que aportan algunas posturas, pero para cada asana hay diferentes versiones según tu nivel, y a medida que vas practicando, vas conquistando niveles y aumentando esa flexibilidad tan necesaria para tener una buena movilidad en nuestros músculos y articulaciones. Así que yo les diría que justamente si no son nada elásticos es cuando más falta les hace practicar yoga.

Los que piensan que yoga solo es meditar… primero habría que definir el concepto meditación (lo cual no voy a hacer). El yoga bien hecho, es, en sí mismo, meditación en movimiento. Cómo lo diría? Lo expresaré desde mi propia experiencia: es como si recogiera todos los cachitos de mí que están dispersos y los juntase. Es como si volviera a introducir mi alma en mi cuerpo, haciéndome consciente del aquí y el ahora y concienciándome también de las características, propiedades y necesidades de mi cuerpo. No en vano el significado de la palabra yoga es unión. Unión cuerpo- mente. Un concepto abstracto que no comprendí hasta experimentarlo.


Los que piensan que el yoga es algún tipo de religión o que hay que ser vegetariano para practicarlo andan muy despistados. El yoga no sigue ni es ninguna religión. Si bien es cierto que tiene una filosofía milenaria detrás que se va adaptando a los tiempos y que puede variar ligeramente de una modalidad de yoga a otra. Normalmente a los practicantes usuales de yoga nos gusta y tratamos de adoptar esa filosofía pero no es obligatorio. Hay gente que solo practica yoga por sus cualidades terapéuticas o para mantenerse en forma. La principal filosofía del yoga es sentirse en paz y en unión con uno mismo y con el resto del mundo.

Lo de ser vegetariano o vegano o perroflauta… A menudo se asocia la imagen del practicante de yoga a una persona enjuta vestida con un turbante en la cabeza y un pañal en posición de loto. Esto es así porque el yoga viene de la India hace más de 5000 años. Y este era un atuendo normal, cómodo y asequible en un lugar caluroso y húmedo con es India. Muchos fueron y son los que viajaron a Asia en busca de la “iluminación ” y el Nirvana y se toparon con el yoga (además de con algún que otro psicotrópico…), y volvieron siendo “yoguis”. Pero gracias en parte al interés de aquellos “hippies” que viajaron en búsqueda de su yo perdido, se hizo posible que grandes maestros, como B.K .S Iyengar se abrieran paso en occidente para dar a conocer el yoga real. 

Respecto a la alimentación diríamos que pasa como en cualquier práctica que fomente el cuidado de uno mismo. Ya sean runners, culturistas, atletas, gimnastas… cuando empiezas a cuidar tu cuerpo con alguna disciplina indudablemente pones tu atención en lo que metes dentro de tu cuerpo, porque al fin y al cabo se trata de estar sano y sentirse bien. 

Aunque es cierto que desde que practico yoga como mejor y me fijo más en mi alimentación, estoy aún muy lejos de lo ideal. Todavía no he conseguido dejar de fumar y sigo tomando mis cañitas en la barra del bar. Soy una mala yogui por ello? Tal vez sí. En mi comunidad yogui de Instagram son muchos los que demuestran que se puede ser una eminencia en yoga y llevar una vida social “normal”. Pero sin excesos, de lo que se trata es de sentirse bien 🌸🙏🏼.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s